Cruceiros
 

Un cruceiro es un monumento religioso constituido por una cruz de piedra, con una o varias imágenes, elevadas sobre una columna asentada en una plataforma y ubicado, normalmente, en lugares públicos, principalmente encrucijadas, orillas de caminos, adros de iglesias, cementerios, etc., lugares en los que a veces existían ya cultos paganos a la naturaleza (teoría mantenida por muchos autores).

El cruceiro es uno de los monumentos más fuertemente enraizado en nuestra tierra y en nuestra cultura, íntimamente ligado al paisaje rural gallego. Surge en los más inesperados rincones y se constituye en un objeto de respeto y devoción popular. Hoy se siguen a esculpir y plantar en jardines de propiedad particular o publica, pero ya con un objetivo decorativo nada más.

Los cruceiros son una muestra clara de nuestro patrimonio histórico, artístico, cultural y etnográfico que hace falta conservar. No obstante, el estado de conservación de muchos, como todo el resto de nuestro patrimonio, es muy irregular. Los hay perfectamente conservados, protegidos, conocidos y respetados por todos, pero sólo disfrutan de esta situación los más singulares.

Mucho más común es una situación de protección teórica, establecida por ley, que no fue quien de evitar un sin número de casos de destrucción accidental o provocada y de expolios, tanto de imágenes como del crucero completo. Resulta desgraciadamente frecuente la presencia en las cercanías de los cruceiros de cables eléctricos, postes de luz, señales de tráfico, contenedores de basura, etc.

Forman parte del Patrimonio Cultural de Galicia de una forma expresa desde 1963.

En Nebra tenemos catalogados un total quince. Trece son del tipo "crucifijo" y dos del tipo "capeliña" o de "loreto", en los cuáles el capitel está sustituido por una hurna o capeliña en piedra con imágenes en su interior.

 
  Hoy habia 93667 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=