Casa de Nebra
 

El 29 de Marzo de 1462, los hermanos Martín Vezerra de Caamaño y García de Caamaño efectúan la partición de los bienes heredados de sus padres, correspondiendo al primero la Casa de Nebra y el coto de Caamaño, y al segundo la Casa de Rubianes, de donde proceden los marqueses de Villagarcía.

Un nieto de aquel Martín Vezerra y de su esposa Clara García de Lens, de igual nombre y apellidos, casa con María Oanes Prego, hija de Juan Prego de Montaos, regidor de Noia, y hermana de Gonzalo Prego, señor de la Casa de Montaos, y de Vasco de Prego, canónigo de la iglesia compostelana, fundando el mayorazgo de Nebra con facultad del emperador Carlos I y su madre doña Juana de Castilla, hallándose éstos en la ciudad de Burgos el año 1524.

Estos fundadores tuvieron por hijo a Gonzalo Pérez Mariño de Caamaño, que casó con María Alvarez de Sotomayor, hija de la Casa de Goyanes; de este matrimonio nació Juan Prego de Caamaño, casado con doña Inés de Losada, que tuvieron por hijo a don García de Caamaño Sotomayor (llamado "el valeroso cojo de Nebra"), que casó en terceras nupcias con doña Constanza Romero de Sotomayor, su prima. De éstos fue hijo don Juan de Caamaño Sotomayor, casado con doña Antonia Valladares Sarmiento y Ozores, hija de los condes Fefiñanes. Tuvieron por única hija a doña Juana de Caamaño y Valladares Sotomayor, de la Casa de Payo Muñiz, de la que se dice salió San Rosendo.

José Diego Martín de Lamas Carballido y Sotomayor, heredero de la Casa de Nebra casó con doña María Benita Vermúdez de Castro y Sangro, de la cual quedó viudo, casando en segundas nupcias con doña Josefa María Cisneros Sarmiento y Sotomayor.

A esta Casa pertenecían enormes extensiones de terreno en esta misma parroquia de Nebra, y en Noal, Goyanes, Baroña, Queiruga, Oleiros, San Félix de Ribasieira y Caamaño.

Los Caamaño de Nebra eran dueños de Cobrados y, como tales, con facultad para designar, cada año, persona que sería propuesta al señor natural de la villa (el arzobispo de Santiago de Compostela o los genoveses Baltasar, Lomelín, Héctor Picamilio o Sinovaldo Fiesco) para ocupar el cargo de alcalde.

Muchas de esas propiedades habian sido recibidas, en virtud de foros, del monasterio benedictino de San Xusto de Toxos Outos, con cuyos frailes tuvieron los de Nebra constantes desavenencias y algún litigio.

En la iglesia parroquial de Santa María de Nebra, reedificada, nada se observa que pueda señalar en ella la presencia de los señores de Nebra, lo cual resulta inconcebible. Quizá las piedras de armas existentes en la iglesia y las losas sepulcrales correspondientes a los enterramientos que, indudablemente, aquí debieron efectuarse, se hallan enterradas bajo la actual iglesia o fueron aprovechadas, cual desgraciada costumbre, para otros menesteres.

El único escudo que se ha localizado se halla en la bóveda del altar mayor. Es de muy pequeñas dimensiones y corresponde a la Orden de la Merced, aunque el cantero, seguramente por afán de lucimiento, convirtió las tres barras o fajas de la punta en una especie de puente (117).

En el lugar llamado Pazo hallamos la casa principal. Existe un muro que circunda la finca. Sobre el portalón vemos una representación iconográfica, incluida entre dos palmas entrelazadas, dentro de las cuales se ve un fraile puesto de hinojos ante una mesa sobre la cual hay una gran rama caída. La actitud orante del monje y la representación de una custodia o viril puesta en la pared del fondo, hace sospechar se trate de una representación de San Pascual Bailón que se hubiese colocado allí bien por devoción al santo o porque existiese alguna dependencia con respecto a un monasterio o convento franciscano (A15).

A la derecha, entrando, y empotrado en el muro existe un escudo (118), acolado con la Cruz de Santiago, que consta de seis particiones y un escusón con las armas de Caamaño. Las armas de las otras son: la primera, de Lamas; la segunda, de Sotomayor; la tercera, de Ozores; la cuarta, de Correa-Sotomayor; la quinta, de Castro, y la sexta, puede corresponder a Carballido, aunque le falte el brazo que debe sujetar al árbol (A16).

 

En la fachada de la casa existe un escudo (119) que tiene siete particiones y va timbrado con una celada puesta de frente. En el jefe aparecen las armas de Caamaño; en la segunda se ve es escaquelado de Sotomayor; en la tercera hay otra especie de ajedrezado, que no se sabe a quien atribuir; la cuarta lleva en aspa las armas de Ozores y Valladares; en la quinta van las cinco hojas de higuera de los Figueroa; en la sexta, las ondas de Mariño, y en la séptima, los roeles de Castro (A17).

En otra casa, que debió ser capilla de la principal y sobre la puerta, hay un escudo que muestra las armas de los Caamaño (120), con el nombre al pie, para mayor claridad.

Dentro de la finca existe una fuente que mana abundante agua. Tiene varias inscripciones bajo el monograma, coronado, de Cristo. En ellas se observa el buen humor de don Francisco de Lamas Sotomayor y Caamaño Valladares, que realiza un juego de palabras con su apellido "Lamas" y la palabra "llamas", apagadas por el agua de la fuente, "la más perenne y más fría".

De la casa antiquísima de Nebra salieron personajes muy conocidos en la villa de Noia, y que tomaron parte, constantemente, al lado de los reyes, en las guerras que durante el transcurso de los años se sostenían.

Poco conocidas son las hazañas de uno de ellos (siglo XIV) luchando contra los moros en la defensa de Portosón (Porto do Son).

Fuente: tamaranoia.com


 
  Hoy habia 94501 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=